Anécdota: Aún el necio cuando calla es contado como sabio.

February 8, 2019

Se dice que cuando Albert Einstein era un niño, a sus padres le preocupaba mucho el que no dio señas de poder hablar, hasta la edad de 4 años. Sin embargo, una noche estaban cenando en familia y cuando probó la sopa, sorpresivamente exclamó: ¡La sopa está demasiado caliente!

Se imaginan ustedes la sorpresa de sus padres ante ese cuadro, los cuales le preguntaron: - Si hablas tan bien; ¿por qué no lo hiciste antes? A lo que el genio respondió: - ¡Porque antes todo había estado en orden!

Please reload

Our Recent Posts

February 8, 2019

Please reload

Archive

Please reload

Tags

Please reload

 
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

©2018 by Daniel Vargas Mena